La página de producto ideal
| Capítulo 3

Buenos días y bienvenidos a este tercer capítulo de Marketing para eCommerce. Un podcast semanal dedicado al Marketing Digital orientado al Comercio Electrónico donde trataremos diferentes técnicas y estrategias para mejorar tu tienda online. Mi nombre es Iván Bellido y soy consultor eCommerce.

Estoy preparando una guía en formato PDF que se llama “7 estrategias para aumentar las ventas de tu eCommerce”. Una guía en la que os daré diferentes consejos que puedes poner en práctica desde el primer minuto. Son consejos y estrategias comprobadas que, desde mi experiencia, funcionan y te ayudarán a vender más.

Como digo estoy todavía preparando la guía y espero tenerla finalizada en un par de semanas.

Si quieres recibirla, deja tu e-mail en este formulario y en cuanto tenga la guía disponible te la haré llegar.

Por otro lado, si necesitas que te eche una mano con cualquier tema relacionado con tu tienda online, visita la sección de contacto, rellena el formulario y me pondré en contacto contigo lo antes posible.

La página de Producto Ideal:

Bueno, después de esta Intro que hoy me he extendido más de lo habitual, vamos con tema de hoy.

En estos primeros capítulos del podcast iremos viendo acciones para mejorar nuestra conversión, así como estrategias para incrementar el tráfico y por consiguiente vender más. ¡Que es lo que todos queremos!

Antes de iniciar ninguna acción de marketing propiamente dicha, debemos asegurarnos que nuestra tienda está en perfectas condiciones para la venta.

Un ejemplo muy visual es comparar nuestra tienda online con una tienda física. ¿A que a nadie se le ocurriría abrir al público si todavía estamos con las obras del local? Imagínate, abres pero resulta que todavía tienes los productos que te han ido llegando metidos en cajas en el almacén esperando a que se termine la obra para limpiar y poder empezar a colocar tus productos. Si es ese impasse, entra algún nuevo cliente nos pide algo pero no sabemos ni donde está. Nos tenemos que poner a buscar el producto, etc. Seguro que la experiencia de cliente no será la más adecuada. Venga vale, hay gente que es muy maja y no le importa que le hagas esperar y además como le has caído bien, vuelve en otra ocasión a por lo que estaba buscando.

Pero, esto que te voy a decir es un secreto, en una tienda online es muchísimo más difícil empatizar con tus visitantes que en una tienda física y menos cuando todavía no es cliente nuestro. Quizá si ya es cliente, hemos mantenido algún tipo de relación con él y eso puede hacer que ya exista cierta empatía. Pero… por norma, es mucho más complicado.

Vamos a ver unas “normas básicas y recomendadas” que debe cumplir nuestra página de producto. No obstante, existen herramientas para monitorizar lo que pasa en nuestra página, e incluso grabar sesiones de cómo navegan los usuarios en nuestra web. Yo uso, concretamente, HOTJAR. Para usar esta aplicación debemos insertar un código tipo analytics y desde ese momento empieza a hacer tracking de nuestra web. Tiene diferentes modalidades de pago, pero existe una versión gratuita que para probar la herramienta es más que suficiente.

Contenido Original

Seguro que esto ya lo has oído alguna vez… o muchas diría yo. Pero aun así hay gente que sube directamente las descripciones que le envía el proveedor… Maaal, muy mal. Así seremos como los cientos de eCommerce que venden los mismos productos de ese proveedor. Además, si hablamos de Google… ufffff ¡mejor no! Porque decir que es contenido duplicado y que nuestro amigo Panda, nos va a penalizar… es muy aburrido. Pero en serio, las descripciones de los productos deben ser originales, es decir, escritas por vosotros.

Ya Iván, pero es que no sé qué poner en las descripciones… si lo que vendo es una camiseta amarilla. Bien, ¿cómo es esa camiseta? ¿De qué tejido está hecha? ¿es para vestir? ¿es para ir a hacer running? ¿quizá es una prenda de valor añadido porque me va a ayudar a conquistar a mi cita este fin de semana? No sé… tenéis que conocer a vuestro público, saber qué es lo que busca, qué es lo que le duele. Si conoces bien a tu público objetivo y sabes qué necesita, tienes un gran camino recorrido para hacer que tu página de producto convierta.

¡Conoce bien a tu público objetivo! - tuitealo       

Aunque, normalmente no es la página más importante a nivel SEO, no olvides incluir en la descripción aquellas palabras clave preferentemente transaccionales que sean importantes para ese producto.

Hablemos de imágenes

Necesitamos buenas fotos, no vale con poner las del proveedor, lo mismo, seremos uno más. Cuantas más fotos pongamos mejor, eso sí, siempre de calidad y ajustadas al tamaño al que se vayan a mostrar. Recuerda que, si no las optimizamos, estamos aumentando nuestro tiempo de carga de la página y eso nos perjudica tanto a nivel experiencia de usuario como a nivel SEO.

Un consejo: usa fotos en las que los usuarios puedan hacerse a la idea de cómo es el producto. Por ejemplo, si vendes cuadros, aunque especifiques las medidas del cuadro, intenta colocar una foto en la que aparezca el cuadro en una pared de forma que el usuario pueda hacerse a la idea del tamaño del cuadro comparado, por ejemplo, con el sofá que aparece en la foto, o con una persona que aparezca… Todo lo que sean referencias para ayudar al usuario a hacerse una mejor idea de cómo es el producto bienvenido sea.

He comentado el tema de las imágenes, pero si además añadimos un vídeo explicativo o de demostración del producto, entonces ya sí que es genial. Así el usuario entre comillas puede palpar el producto.

Vídeos en tu ficha de producto ¡Lo más! - tuitealo       

Valoraciones y Comentarios

A nivel de contenidos, trata de incorporar a tu ficha de producto las valoraciones y opiniones de otros clientes. Este tipo de valoraciones son muy bien recibidas por los usuarios puesto que normalmente tendemos a confiar en lo que otras personas, que no intentan vendernos nada, nos dicen. Me viene la cabeza una frase que dijo el otro día Andy McDuff en una ponencia que me pareció genial. No pude por menos que tuitearla:

“Es humano, nos gusta comprar, pero no nos gusta que nos vendan” - tuitealo       

Puntos de Fuga

Otro punto importante. Evita, en la medida de lo posible, los puntos de fuga.

¿Qué son los puntos de fuga? Pues son los típicos enlaces a nuestras redes sociales. Eso que mola mucho de -comparte este producto en Facebook- Pues este tipo enlaces, hacen que el usuario, por un lado, salga de nuestra web (aunque lo abramos en una ventana nueva) y segundo, le hacemos perder foco sobre lo que realmente nos interesa, que compre el producto.

En la página de producto existen otros puntos de fuga que son inevitables. El propio menú de la web, los enlaces que tenemos en pie de la página… lo que deberíamos hacer es tratar de ver el mapa de calor de la web, os remito de nuevo a HOTJAR y similares para ver dónde colocar el botón de compra, etc. Además, a lo largo del embudo de conversión, existen otros puntos de fuga, por ejemplo, no indicar claramente si los precios incluyen o no el IVA. Indicar claramente los gastos de envío, etc.

Imagínate, un usuario añade x productos al carrito y en el widget del carrito (Este iconito que nos suele aparecer arriba a la derecha con los productos que llevamos y el importe) nos marca 100€ y resulta que cuando vamos a pagar, tenemos que sumarle el IVA y los gastos de envío. Nos hemos hecho a la idea de pagar 100€ y ahora nos encontramos con que tenemos que pagar unos 30€ más. Esto es un claro ejemplo de punto de fuga en el embudo de conversión o de ventas, llámalo como quieras.

No recuerdo exactamente la cifra, pero me suena que optimizando los puntos de fuga aumentamos el porcentaje de conversión un 20%. ¡Ojo! Esto no quiere decir que nuestro porcentaje de conversión ahora sea del 20%, si no que es un 20% mejor de lo que teníamos antes.

Preguntas Frecuentes

Consejo “ninja” como diría aquel: Incluye en tu ficha de producto un FAQ. Un FAQ, para quien no lo sepa, no es más que una serie de preguntas frecuentes que se suelen hacer los usuarios sobre el producto y que pueden ayudarle a decidirse a comprarlo.

Para hacer este FAQ puedes, de inicio, imaginarte lo que los usuarios pueden preguntarse acerca del producto y luego, lógicamente, ir incorporando aquellas preguntas que los usuarios te han ido haciendo y que has detectado que se repiten con cierta frecuencia.

En general, una ficha de producto debe despejar todo tipo de dudas en el usuario. Si aun así sigue teniendo dudas, entra en juego el típico chat de soporte para solventarlas.

Stock, Precio y Ofertas

En la página de producto debemos informar de si hay stock disponible o por el contrario es un producto que no tenemos disponible ahora mismo.

Si es una falta puntual de stock podemos agregar el típico botón de “Avisarme cuando esté disponible”. En caso de haber dejado de comercializar este producto debemos, preferiblemente, redirigir al usuario a un producto similar o, por lo menos, recomendarle un producto nuevo, similar, etc.

Además, debemos informar claramente en nuestra página de producto del precio del mismo y, por supuesto, de cualquier oferta o acción de marketing que aplique al producto. Ya sea un descuento, una promoción, envío gratuito, etc.

Sellos de Confianza

Otro elemento que, por norma, no solemos darle importancia y tiene más de la que os imaginéis, son los sellos de confianza. El típico SSL, confianza online, qweb, etc. nos ayudan a transmitir tranquilidad y confianza a nuestro usuario.

Cross-Selling y Up-Selling

Por último y para no extenderme más, algo que Amazon hace muy bien, cross-selling y up-selling.

Rápidamente, Cross-Selling es vender productos relacionados. Ejemplo, compro una cámara de fotos y me ofreces la posibilidad de comprar una funda para la cámara, una tarjeta de memoria, etc.

Up-Selling, o traducido en lenguaje Amazon… «los usuarios que vieron este producto, también vieron:» y te muestran productos del tipo al que estás viendo pero normalmente algo más caros que el que estás viendo.

Lógicamente, cada sector tiene sus peculiaridades e igual no puedes incluir todos estos elementos en tu eCommerce. Pero, de manera generalizada, estos son los elementos que debería contener una página de producto optimizada para la conversión.


¿Tienes algún comentario? ¿Alguna cosa que añadir?

Si es así, ¡ahora tienes tu oportunidad de opinar! Déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

Si te ha parecido interesante el artículo, ¡siéntete libre de compartirlo por esas redes!

Deja un comentario